Geograficando, vol. 12, nº 2, e010, diciembre 2016. ISSN 2346-898X
Universidad Nacional de La Plata
Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación
Departamento de Geografía

 

ARTÍCULOS/ARTICLES

 

El abordaje de la problemática social de la xenofobia en Europa. Análisis crítico del discurso en recursos audiovisuales


María Belén Kraser

Universidad Nacional del Sur - CONICET.
mbkraser@hotmail.com
Argentina

 

Cita sugerida: Kraser, M. B. (2016). El abordaje de la problemática social de la xenofobia en Europa. Análisis crítico del discurso en recursos audiovisuales. Geograficando, 12 (2), e010. Recuperado de http://www.geograficando.fahce.unlp.edu.ar/article/view/Geoe010


Resumen
Algunas problemáticas sociales, como el caso de la xenofobia, pueden acentuarse mediante la propagación de mensajes subliminales. En los últimos años,en el continente europeo esta problemática se ha visto agravada por el resurgimiento de nacionalismos como producto de la crisis económica financiera de la Unión Europea y por la llegada masiva de inmigrantes desde países del denominado mundo islámico. Al respecto, en el presente escrito se analiza dicha cuestión empleando la metodología de Análisis crítico del discurso en el cortometraje Ni Lampedusa ni Bruselas, ¡ser europeo!, Se considera que esta contribución puede ser un aporte en la formación de futuros docentes de Geografía, quienes mediante el dominio del análisis del discurso, que se adquiere con la ejercitación práctica, en vinculación con el análisis multicausal del contexto del cual emana cierto discurso, fomentan el desarrollo del pensamiento crítico.

Palabras clave: Xenofobia; Análisis crítico de discurso; Análisismulticausal; Cortometraje.


Critical discourse analysis and audiovisual resources. Addressing the social problems of xenophobia in Europe

 


Abstract
Some social problems, such as the case of xenophobia, may be exacerbated by the spread of subliminal messages. On the European continent the problem has been aggravatedin recent years by the resurgence of nationalisms as a result of the financial and economic crisis in the European Union and the massive influx of immigrants from countries of the so-called Islamic world. In this regard, in this paper the problem is analysed using the methodology of Critical Discourse Analysis in the short filmNeither Lampedusa, nor Brussels, being European! It is considered that this contribution can be a contribution to the training of future teachers of Geography, who by their skills in the domain of discourse analysis, which is acquired through practical exercises, in connection with the multi-causal analysis of the context from which emanates a certain speech, encourage the development of critical thinking.

Key words: Xenophobia; Critical Discourse Analysis; Multi causal analysis; Short film.



Introducción

El abordaje para la enseñanza y el aprendizaje de una espacialidad, como es el continente europeo, implica una multiplicidad de factores a ser analizados y una actualización permanente respecto de estos. Entre dichos factores, las problemáticas de relevancia social son uno de ellos. Al respecto, en el escrito se aborda la temática de la xenofobia desde el Análisis crítico de discurso en vinculación con el tratamiento de un recurso audiovisual, como es Ni Lampedusa ni Bruselas, ¡ser europeo! realizado por el Instituto para la Larga Memoria Europea (ILIADE)1.

De acuerdo con las autoras Shmite y Nin (2015), las dinámicas de ciertos espacios para su transferencia didáctica implican perspectivas de análisis que requieren el abordaje multicausal. Para ello, es necesaria la selección de fuentes de información diversas que aborden la realidad desde la pluralidad de perspectivas con la intención de avanzar en la actitud crítica en la formación de los futuros docentes de Geografía, para que puedan formular nuevas preguntas y para lograr aprendizajes reflexivos de los problemas socialmente relevantes (Shmite y Nin, 2015). Por ello, se considera importante para el tratamiento de la problemática social de la xenofobia la implementación de los recursos audiovisuales, mediante el análisis, la interpretación y la elaboración de inferencias a través de una metodología específica como es el análisis crítico de discurso (Van Dijk, 2004; 2005), que permite interpretar la connotación de los mensajes, a modo de mensaje oculto que se pretende difundir. Con la intención de contribuir desde la Geografía Regional a los futuros docentes, acercándolos a una metodología que puede ser empleada en el diseño de estrategias de enseñanza en su desempeño profesional.

López Palomeque y otros autores (2000) afirman que la personalidad de la Geografía de Europa está en gran parte conformada por la heterogeneidad cultural en todas sus acepciones (lenguas, etnias y religiones), el nivel elevado de desarrollo socioeconómico con marcados contrastes regionales, la presencia de áreas de estabilidad con áreas de inestabilidad y el papel destacado en la historia de la humanidad en los últimos siglos. No menos relevantes son algunas características que han conformado la identidad europea, como los imperialismos, nacionalismos, guerras y xenofobia (López Palomeque y otros, 2000).

Estas características permiten analizar el contexto actual del continente europeo, donde a la irrupción de la crisis económica financiera en la Unión Europea, que genera malestar en la sociedad, se agrega la llegada masiva de inmigrantes y de refugiados desde países del denominado mundo islámico, debido a la persistencia de conflictos sociales y a enfrentamientos civiles por causa de grupos fundamentalistas. Existen dinámicas migratorias, agregadas a los tradicionales desplazamientos desde Medio Oriente, que ingresan por la zona balcánica con la intención de llegar al norte de Europa o desplazamientos desde el norte de África hacia los países europeos en torno al Mar Mediterráneo (Frontex, 2015).

Las fronteras, que en la actualidad pueden actuar como espacios de encuentro y vinculación, actúan a la vez como límites dentro de los cuales los inmigrantes acogidos deben afrontar distintas problemáticas para subsistir, entre las cuales la xenofobia es una de las más peligrosas debido a los niveles de violencia que puede implicar en todas sus manifestaciones: no sólo la violencia física sino también la simbólica, dada por la estigmatización, las expresiones verbales y los efectos psicológicos que ello puede ocasionar en los individuos.

En este contexto, salen a la luz infinidad de noticias en los medios de comunicación sobre las penurias que los refugiados deben afrontar, en paralelo al resurgimiento de las acciones discriminatorias acentuadas, como sentimientos xenófobos hacia el distinto, hacia el otro. Las cuales, desde la comunidad receptora, suelen manifestarse en expresiones que señalan que los recién arribados ocupan beneficios sociales y económicos, en salud y en educación, que hacen que los oriundos del lugar se vean en competencia para obtenerlos. Es en esta trama de demandas y de acusaciones cuando la xenofobia es expresada mediante distintos mecanismos como las conversaciones habituales, las acciones cotidianas, el discurso y las imágenes. En esos mecanismos, el análisis crítico de discurso puede ser entendido como una metodología que, al dar cuenta de que el discurso institucionalizado o aceptado por parte de una sociedad es en definitiva la expresión o la manifestación social de cierto contexto histórico, cultural, económico y político, permite lograr el análisis multicausal de una problemática.

Metodología

El análisis del discurso como una metodología propia de la Sociología comienza a ser implementado en la década de 1960; se sustenta en el análisis del micronivel del orden social, por lo cual se centra en la interacción en general y en la conversación en particular, principalmente en referencia a dos campos de acción como son el habla informal cotidiana y los diálogos institucionales (van Dijk, 2004) (Figura 1).

Figura 1. Caracterización sintética del origen del análisis crítico del discurso

Fuente: Elaboración propia Kraser Ma. Belén, 2015, en base a Van Dijk, 2004.


No obstante, la necesidad de la comprensión de ciertos procesos mentales hace que se requiera del aporte de distintas ciencias; con lo cual, ya para la década de 1980, se instaura el Análisis Crítico de Discurso que se generaliza a las Ciencias Sociales, inspirado en las posturas de Foucault, Bourdieu y Habermas, entre otros. De este modo, el análisis incorpora la implicancia de los símbolos, los gestos y la retórica con un desarrollo que no había alcanzado anteriormente. Además centra su atención en las categorías de poder, dominación, desigualdad social, producción y reproducción y discurso político; y atiende problemáticas como las cuestiones de género, racismo y antisemitismo (Van Dijk, 2004) (Figura 2).

Figura 2. Dimensiones consideradas en el análisis crítico del discurso

Fuente: Elaboración propia, sobre la base de Van Dijk, 2004.


El análisis crítico del discurso plantea que todo discurso se expresa desde una ideología determinada, adoptada por el individuo o el grupo de pertenencia. Entiende la ideología como un tipo de idea o sistema de creencias que influye en el proceso del discurso, dado por el contexto, por los modelos, por la creencia del grupo y por el nivel de conocimiento; todo ello funciona como estrategia que en definitiva cohesiona los individuos a la pertenencia de cierto grupo que comparte ideas en común (Van Dijk, 2004; 2005) (Figura 3). También es pertinente mencionar que la metodología conlleva problemáticas en su aplicación con respecto a la propia intencionalidad de quien la emplea, a la sobreinterpretación, a la contextualización de lo analizado, a la ideología y al conocimiento de quien se sitúa en el papel de analista y por supuesto a las presuposiciones que se puedan inferir respecto al discurso analizado (Van Dijk, 2004).

Figura 3. Vinculación entre discurso e ideología como estrategia de cohesión social

Fuente: Elaboración propia, sobre la base Van Dijk, 2005.

Luego de presentar una sucinta caracterización de la metodología, el escrito se centra en su aplicación en el recurso audiovisual Ni Lampedusa ni Bruselas, ¡ser europeo! Si bien existen distintos medios para aplicar el análisis crítico de discurso, una de las maneras efectivas es centrar el interés en el contexto del cual surge el discurso y en las palabras que el mismo emplea (van Dijk, 2004); modalidad que es implementada en el presente escrito.

Precisión conceptual: la xenofobia desde sus implicancias

Se inició el artículo haciendo referencia a la problemática social de la xenofobia en el continente europeo. Dicha problemática, si bien puede ser analizada en cualquier espacialidad, se analiza en esta oportunidad mediante un caso de estudio concreto. No obstante, previo al análisis del caso, es preciso mencionar por qué se alude a la xenofobia. Para ello, se considera pertinente comenzar por considerar la xenofobia como un concepto y en su vinculación con otros conceptos como racismo y discriminación, para lo cual se consideran relevantes los aportes realizados por Bouza (2002).

El análisis etimológico de la palabra xenofobia proviene de la unión de dos palabras griegas, las cuales son xenos, que significa ajeno, extraño o extranjero, y fobos, que refiere a miedo, fobia o aversión. Por lo tanto, “al rechazo y/o discriminación del que viene de fuera del grupo de pertenencia (esencialmente del grupo de pertenencia nacional o nación) lo llamamos xenofobia” (Bouza, 2002, 2). En general, la evolución de las sociedades en vinculación con problemáticas como la mencionada ha dado lugar a la creación de conceptos como este (xenofobia), pero también a otros como racismo y discriminación, sin que exista un acuerdo difundido sobre sus semejanzas y diferencias, por cuanto suelen ser empleados como sinónimos.

No obstante, cuando la xenofobia, es decir ese miedo, fobia o aversión, se produce en función de la raza (un término actualmente también discutido), se está en presencia del fenómeno de xenofobia racial ó racismo. Es preciso puntualizar que todo racismo implica xenofobia, pero no toda xenofobia es sustentada en racismo; puesto que, por ejemplo, cuando alguien ajeno al grupo alcanza niveles económicos altos y el racismo hacia el individuo se debilita o desaparece, entonces lo que ocurría es discriminación por razones de nivel económico o de clase (Bouza, 2002). En la actualidad, suele limitarse la xenofobia a temas de tipo étnico y suele solaparse bajo la discriminación; no obstante, la discriminación implica otras cuestiones, como los aspectos económicos, políticos, religiosos, la orientación sexual, cuestiones de género, entre otros.

Según la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, firmada en 1965, la xenofobia es toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública (Bouza, 2002). Pese a que la ciencia ha avanzado y ha cuestionado el concepto de raza debido a su escasa veracidad, puesto que las diferencias entre grupos no son rotundas como se creía y la mayor parte de la población del mundo proviene de orígenes comunes de los primeros habitantes de África, en general, a nivel del conocimiento vulgar, la idea respecto a las razas sigue manteniendo vigencia. Sucede que en el presente la discriminación racial se diluye en los discursos que se emplean para fundamentar el rechazo hacia el otro, es decir la otredad. De este modo, la xenofobia racial que se utiliza en la propaganda del nazismo hitleriano se ve en el presente modificada según las diferencias culturales, identitarias, económicas, laborales, entre otras (Bouza, 2002). Es claro, por ello, que la xenofobia es una postura resultante del contexto social que contribuye a la adopción de ciertos modos de vida y acciones.

La ciencia ha tratado de arribar a alguna conclusión respecto a si este complejo mecanismo de la conducta implica un factor natural o por el contrario implica una cierta predisposición desde los individuos. Al respecto, desde la Psicología sí se ha logrado implementar el posicionamiento que responde a la conducta de los humanos con respecto a su territorialidad o espacio personal, lo cual puede dificultar la interacción con los extraños; pero, de este modo, no sería una predisposición natural sino más bien aprendida del entorno, que refiere al cierre de los espacios que son considerados como propios por el mantenimiento de la privacidad. No obstante, también es cierto que esa necesidad de privacidad y territorialidad no tiene por qué manifestarse en xenofobia, lo que refuerza la idea de un sentimiento que es aprendido por el accionar de los grupos y las instituciones sociales, y por la falta del fomento de la pedagogía de la tolerancia”. (Bouza, 2002).

La gestión de acciones contra la xenofobia requiere el diseño de políticas adecuadas que garanticen la democracia e igualdad y no sólo como medidas contingentes. La incorporación de su abordaje desde las instituciones educativas como una problemática social que debe ser abordada es también necesaria; así como la comunicación en los medios de difusión escrito, oral o gráfico debe ser cuidadosa respecto a los mensajes que emite. Además, el multiculturalismo como mecanismo de convivencia entre las religiones y diferencias étnicas es un fenómeno que en la práctica suele encontrar dificultades, con lo cual contribuye a la gestación de las conductas xenófobas.

Manifestaciones xenófobas en el recurso audiovisual: análisis del contexto y de expresiones

Luego de ver las implicancias de la xenofobia como concepto y como sentimiento y acción cuya adquisición es mediada por el entorno, se analiza el discurso emitido por el Instituto para la Larga Memoria Europea en el cortometraje audiovisual Ni Lampedusa ni Bruselas, ¡ser europeo!, para luego trabajarlo con el análisis crítico de discurso en función del contexto y de las palabras. Se considera necesario transcribir el relato del video para que el lector pueda tener una visión en conjunto del mensaje que emite. Aunque es pertinente mencionar que las imágenes de dicho cortometraje, como también el énfasis y la retórica empleada por el relator, otorgan características que contribuyen al análisis pese a que aquí no son consideradas porque se abordan únicamente las expresiones textuales.

“Europa no es Lampedusa, es nuestra civilización.
Europa no es el entramado de Bruselas y no supone ventajas por la moneda ni por el Banco Central.
Europa no es un espacio mundializado y sin fronteras.
Europa no es el mundo africano, ni es tampoco una tierra del islam.
Europa no es la fealdad ni el ‘no arte’.
Europa es el continente de los europeos.
Europa son historias milenarias y setecientos millones de europeos.
Europa es una identidad: la civilización europea y cristiana.
Europa son los templos griegos y los acueductos y teatros romanos, las capillas románicas, las catedrales góticas, los palacios del Renacimiento, las grandes plazas, los conventos, las iglesias barrocas, los castillos clásicos, los edificios Art Nouveau.
Europa son riberas salvajes, montañas majestuosas, ríos apacibles.
Europa es sentimiento de la naturaleza, paisajes ajardinados por el hombre y boscajes ganados al mar de praderas y de labranza en terrazas en la montaña.
Europa es el terreno del manzano y del olivo, de la viña y del lúpulo.
Europa no es el universo de la comida industrial.
Es el de la gastronomía del aceite y de la mantequilla.
Del vino y de la cerveza, del pan y del queso, del salchichón y del jamón.
Europa no es el mundo de la abstracción, sino el del arte de la representación.
De Pitágoras a Rodin, de los frescos de Pompeya a la Secesión de Viena.
Europa es el imaginario celta y el misterio cristiano.
Europa es la civilización que hace filigranas con la piedra.
Europa es el rechazo al aturdimiento y es la cultura que ha inventado el canto polifónico y la orquesta sinfónica.
Europa no es el mundo de Belfegor sino la civilización que honra a la mujer, diosa, madre, guerrera.
Europa es la cultura de la caballerosidad y del amor cortés.
Europa no es el mundo de la vigilancia sino la patria de la Libertad, de la ciudadanía griega, del foro romano, de la gran Carta Inglesa de 1215, las ciudades y las universidades libres de la Edad Media, del renacer de los pueblos en el siglo XIX.
Europa es un patrimonio literario y mitológico: Homero, Virgilio, Hesíodo, los Eddas, el Cantar de los Nibelungos y el Ciclo artúrico.
Y es también Shakespeare, Perrault, Grimm, Cervantes.
Europa es el espíritu de la invención y de la conquista, es Leonardo da Vinci y Gutenberg.
Y son las carabelas, Montgolfier, el desarrollo de la aviación, el Ariane y los puentes construidos sobre los mares.
Europa son los héroes que nos han defendido durante siglos.
Es Leónidas y sus trescientos espartanos salvando Grecia de Asia.
Es Escipión el Africano preservando Roma de Cartago.
Es Charles Martel oponiéndose y expulsando a los árabes; es Godofredo de Bouillón liberando los Santos Lugares y fundando el Reino franco de la Orden de Jerusalén.
Es Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, los reyes católicos liberando Granada.
Es Iván el Terrible, alejando a los mongoles de la Santa Rusia.
Es Juan de Austria victorioso ante los turcos en Lepanto.
Europa son grandes lugares… es el Partenón, la Plaza de San Marcos, San Pedro de Roma, la Torre de Belém, Santiago de Compostela, el Monte Saint-Michel, la Torre de Londres, la Puerta de Brandeburgo, las torres del Kremlin.
Tal es nuestro relato civilizatorio.
Hoy, Europa es la gran enferma del mundo.
Está culpabilizada, colonizada, debilitada; y ello será fatal si es duradero.
Paremos tanto pesar; retomemos el hilo de nuestra extensa memoria, y escuchemos el mensaje de esperanza de Dominique Venner: “Yo creo en las cualidades específicas de los europeos que están provisionalmente dormidas. Yo creo en su individualidad comprometida, en su inventiva y en el resurgimiento de su energía. El renacimiento vendrá. ¿Cuándo? Yo lo ignoro, pero no dudo llegará”.
Ni Lampedusa, ni Bruselas, ¡ser europeo! (Instituto para la Larga Memoria Europea, 2014).

En primera instancia, es propicio delinear el contexto en el cual este cortometraje documental educativo (desde la intención con la que el Instituto para la Larga Memoria Europea lo presenta) es difundido en la web. Emitido en el año 2014, se instaura en distintos medios de difusión luego de la irrupción y agravamiento de la crisis económica financiera en la Unión Europea. La propia Agencia Económica de la Unión Europea explica que la crisis del bloque fue producto de una crisis económica financiera que llevó a implementar restricciones de todo tipo en los países europeos. Al respecto, cuando la ralentización de la economía en Estados Unidos impidió a un importante número de propietarios norteamericanos reembolsar sus hipotecas, los bancos de todo el mundo que tenían inversiones relacionadas con esas hipotecas empezaron a perder dinero. El temor de la quiebra múltiple de bancos, luego de algunos casos de colapso, hizo que inversores y banqueros extremaran las precauciones, por lo que los bancos dejaron de prestarse dinero entre sí y pusieron en dificultades a los que dependían de los prestamos (Agencia Económica de la Unión Europea, 2016).

Los bancos europeos que habían invertido en el mercado hipotecario estadounidense fueron afectados y, para evitar la quiebra, los gobiernos de muchos países como Alemania, Francia, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Países Bajos y Bélgica acudieron al rescate. Rescate muy costoso para algunos países, como en el caso de Irlanda, que casi provocó la quiebra del gobierno hasta que intervinieron otros países con ayuda financiera. En este contexto, en el año 2009, Europa entró en recesión y el problema pasó de los bancos a los gobiernos. Así, las restricciones afectaron profundamente a países como Grecia, que tenía una debilitada economía, con administración poco gestionada y altas deudas con otros gobiernos (Agencia Económica de la Unión Europea, 2016).

Como consecuencia de los ajustes, los países implementaron recortes en las políticas sociales. En el contexto de estas medidas, según la Comisión Europea, los recortes en las políticas sociales, sumado al desempleo, alientan la intolerancia y la violencia contra inmigrantes y minorías étnicas; fenómeno que además ayuda al auge electoral de la extrema derecha (Clarín, 4/5/2012) o incluso al de la extrema izquierda mediante la defensa de los derechos y las igualdades antes de los de nacionalidad compartida que de los inmigrantes. Los países europeos, que siempre habían visto la inmigración como una necesidad para el rejuvenecimiento de su población, cambian su visión debido a los ajustes en políticas sociales de educación y salud, sumado al aumento del desempleo.

Según un informe de la Comisión Europea contra el Racismo y la Xenofobia, un departamento del Consejo de Europa, independiente de las instituciones de la Unión Europea (UE), los ajustes están ayudando a alimentar el racismo y la intolerancia. El voto a partidos de ultraderecha es consecuencia de este aumento de la intolerancia (...) Parte de ese voto nuevo que reciben populistas y ultraderechistas son antiguos votantes de izquierda, clase obrera, desencantados con los partidos tradicionales y que ven a los inmigrantes como competidores por empleos y servicios públicos cada vez más escasos. El informe asegura que la inmigración se equipara con inseguridad y los inmigrantes irregulares, los solicitantes de asilo y los refugiados con ladrones de empleos o abusadores de los servicios públicos. Además, aumentan los discursos que dicen que los musulmanes no son capaces de integrarse en las sociedades occidentales, añade el texto (Clarín, 4/5/2012).

En simultáneo con la crisis económica financiera, con las imposiciones de restricción que los distintos gobiernos han tenido que someter a los países de la Unión Europea, se desarrolla la mayor crisis de migración de refugiados desde el norte de África y Oriente Medio, principalmente desde Siria e Irak debido al accionar del autodenominado Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), como consecuencia de las guerras civiles y persecuciones político-religiosas. Los expertos señalan dos principales rutas: la del Mediterráneo Central por Libia, que sería la más peligrosa y mortífera, y la de Grecia y Balcanes por Turquía, la más numerosa (abc.es, 21/8/2015); con incremento de refugiados en el período 2014- 2015 (Frontex, 2015).

Con este panorama de la realidad del continente europeo, en primera instancia el cortometraje pareciera ser un llamado a la memoria, para el fortalecimiento de las tradiciones, la valoración del patrimonio y la consolidación de la identidad. Dicha identidad es entendida como la toma de conciencia de los aspectos que hacen a la cultura que cohesiona un grupo y se expresa en la valoración del patrimonio, en las costumbres y en las tradiciones (Kraser, 2014). No obstante, el cortometraje implica además un mensaje oculto, connotado, que se refiere a la acentuación de las diferencias respecto a la otredad y emplea como medio la discriminación étnica, religiosa y de clase social, aludiendo para ello implícitamente al sentimiento xenófobo de los ciudadanos europeos.

Esto es posible si es interpretado con expresiones como “Europa no es Lampedusa, es nuestra civilización”, refiriéndose a la isla italiana de Lampedusa. A dicho lugar llegan de a miles los inmigrantes provenientes de Túnez, principalmente, aunque en el último año se han sumado quienes arriban desde Siria, Irak y Libia. En la isla, los refugiados viven en condiciones de hacinamiento o incluso en situación de calle. Con una población local de cinco mil habitantes, tiene la misma cantidad de refugiados y en su centro de recepción (con capacidad para ochocientas cincuenta personas), viven dos mil personas, por lo cual otras tres mil personas viven en las calles, duermen a la intemperie o en las instalaciones portuarias (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, España, 2015).

La afirmación de que Europa no es Lampedusa es una postura contra la inmigración que es reforzada con expresiones como “Europa no es el mundo africano, ni es tampoco una tierra del islam”, haciendo alusión a la región que profesan mayormente los inmigrantes que ingresan al continente por las rutas de ingreso desde el norte de África y Oriente Medio. También propone una pretensión de homogeneidad con respecto a la identidad y a la religión, en la expresión “Europa es una identidad: la civilización europea y cristiana”.

Una frase que resulta clave en cuanto al rechazo manifiesto a los inmigrantes es “Europa no es un espacio mundializado y sin fronteras”, como también cuando en el relato se agrega “Europa no es el entramado de Bruselas y no supone ventajas por la moneda ni por el Banco Central”: se opone a la capital de la Unión Europea como rechazo a la unificación que ha permitido la libre circulación de personas e incluso ha fomentado en ciertos momentos la llegada de inmigrantes.

Por su parte, se apela a la necesidad de la memoria en repudio hacia el ajeno reseñando a lo largo de la historia batallas y enfrentamientos que han expulsado o impedido el ingreso de grupos arribados desde otras espacialidades y atribuyendo a quienes comandaron dichas resistencias el papel de héroes. Al respecto, se menciona a Leónidas con el pequeño ejército de espartanos que fue victorioso al impedir la dominación del gran ejército de Persia proveniente de Medio Oriente; a Escipión el Africano, quien con el ejército de Roma derrotó al ejército de Cartago proveniente del norte de África; al francés Charles Martel, quien en el siglo VIII frenó el avance árabe en Europa Occidental; al francés Godofredo de Bouillon, quien conquistó y gobernó Jerusalén; a los reyes católicos de España, quienes expulsaron a los árabes y obligaron a musulmanes y a judíos a convertirse al catolicismo; a Iván de Rusia, quien venció a los mongoles; y, por último, a Juan de Austria, vencedor de los turcos en la batalla de Lepanto.

Por otro parte, se hace presente también la referencia a la civilización europea desde la valoración del patrimonio cultural, pero identificando la cultura con una visión clasista. Autores como Santillán Güemes (2008) señalan que, si bien desde su etimología la palabra cultura hace referencia a un hecho social total que engloba lo cotidiano, como es el mundo del trabajo, y lo extracotidiano, como son los ritos y fiestas que implican la participación comunitaria, en el siglo XVIII su significado se desplazó al cultivo de la conciencia racional (filosofía, ciencia y técnica) y también al cultivo del mundo del espíritu con las bellas artes, música y literatura. Hacia el siglo XIX, con las ideas de Rousseau, el movimiento romántico reacciona contra la Ilustración y comienza a caracterizar la cultura como el espíritu del pueblo y la valoriza como su fuerza vital, con sus costumbres y decires (Santillán Güemes, 2008). Pese al avance en su definición posterior, la concepción que asemejaba cultura con civilización, con refinamiento en los gustos y con formación ha sido imperante a lo largo de la historia y suele aún permanecer en vigencia en ciertos contextos sociales e institucionales.

En tal sentido es que el documental hace mención de las universidades, construcciones de ingeniería romana, palacios, templos, lugares para las artes como teatros, y además a las bellas artes como la literatura (con escritores reconocidos mundialmente como Shakespeare, Perrault y Grimm), la pintura con da Vinci y la música mediante la referencia a la creación del canto polifónico y la orquesta sinfónica.

Asimismo, es posible precisar la implicancia que hace a la denominada cultura del trabajo, mediante el esfuerzo, el empeño y la dedicación, cuando alude a

Paisajes ajardinados por el hombre y boscajes ganados al mar de praderas y de labranza en terrazas en la montaña. Europa es el terreno del manzano y del olivo, de la viña y del lúpulo.

Inmediatamente después se contrapone:

Europa no es el universo de la comida industrial. Es el de la gastronomía del aceite y de la mantequilla. Del vino y de la cerveza, del pan y del queso, del salchichón y del jamón.

Esta expresión puede considerarse opositora a Estados Unidos, ya que se lo considera el creador de la comida rápida. Esta contraposición marca en cierto modo la rivalidad que Europa ha mantenido con este país, principalmente con respecto al posicionamiento económico financiero, ya que se disputan entre ambos la posición de liderazgo y hegemonía mundial desde el siglo XX.

Por último, pero no por eso menos relevante en el discurso, concluye:

Hoy, Europa es la gran enferma del mundo. Está culpabilizada, colonizada, debilitada; y ello será fatal si es duradero. Paremos tanto pesar; retomemos el hilo de nuestra extensa memoria, y escuchemos el mensaje de esperanza de Dominique Venner.

Las últimas líneas, por un lado, llaman a la memoria, esto se evidencia en que tratan las problemáticas sociales como enfermedades pero con respecto a la inmigración, ya que para ello cita al político Venner, representante fallecido de la ultraderecha francesa, quien públicamente abogaba por la jerarquización de las civilizaciones y defendía el rango superior para los europeos.

Reflexiones finales

El escrito, cuyo objeto busca contribuir al uso de la metodología de análisis crítico del discurso en la formación de los futuros docentes de Geografía en referencia a las problemáticas de relevancia social, presenta una experiencia respecto a un recurso audiovisual. La metodología se considera útil como un medio para poner en palabras el mensaje oculto que los discursos (escritos o visuales) suelen esconder, principalmente cuando se refieren a problemáticas sociales, como es el caso de la xenofobia y de los nacionalismos, que muchas veces por desconocimiento, por inseguridad sobre cómo afrontar la temática o por falta de posicionamiento justificado, no son consideradas para la enseñanza de la Geografía en las aulas universitarias y en el nivel de educación media. Asimismo, debido al abordaje de la metodología desde el análisis de palabras o frases textuales y su contexto, para lograr la contextualización en el caso tratado se hace alusión a la vinculación entre la inmigración y la situación económica del continente europeo y, específicamente, de los países de la Unión Europea, lo que permite avanzar en la aplicación del análisis multicausal. La metodología empleada y la problemática analizada permiten fortalecer el desarrollo del pensamiento crítico en las Ciencias Sociales. Por ello, se considera que puede ser una valiosa contribución para la formación de futuros docentes como también aportar valores a los estudiantes, ciudadanos que pueden lograr una sociedad más tolerante respecto a las diferencias.

 

Notas

1 El Instituto para la Larga Memoria Europea (ILIADE) fue creado en el año 2014 por los seguidores del político francés Dominique Venner, tras su suicido en la Catedral de Notre-Dame el 21 de mayo de 2013. Véase www.institut-iliade.com


Bibliografía

abc.es. (12/08/015). Odisea en Europa: las rutas de los refugiados para sobrevivir. Disponible en http://www.abc.es/internacional/20150828/abci-mapa-rutas-inmigracion-europa-201508280935.html [consulta: 30 de septiembre de 2015].

Agencia Económica de la Unión Europea. http://ec.europa.eu/economy_finance/explained/the_financial_and_economic_crisis/why_did_the_crisis-happen/index_es.htm [consulta: 15 de marzo de 2016].

Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación en las Fronteras Exteriores. Disponible en http://frontex.europa.eu/trends-and-routes/migratory-routes-map/ [consulta: 30 de septiembre de 2015].

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, España. http://acnur.es/noticias/notas-de-prensa/354-acnur-llama-a-la-acción-para-aliviar-la-situacion-humanitaria-en-lampedusa [Consulta: 30 de septiembre de 2015].

Bouza, F. (2002). Xenofobia. Glosario para una Sociedad Intercultural. Recuperado de https://www.ucm.es/data/cont/docs/471-2013-11-05-xeno3.pdf

Bourdieu, P. (1985). ¿Qué significa hablar? Economía de los intercambios lingüísticos. Madrid: P. imprenta. [¿Así se llama la editorial?]

clarín.com (4/5/2012). El racismo y la xenofobia crecen con el ajuste en Europa. Informe anual. Disponible en http://www.clarin.com/europa/racismo-xenofobia-crecen-ajuste-Europa_0_694130633.html [Consulta: 30 de septiembre de 2015].

Foucault, M. y Terán, O. (1983). El discurso del poder. Folios Ediciones, vol. 5. México.

Habermas, J. (1994). Conciencia moral y acción comunicativa. Barcelona, Península

Instituto para la Larga Memoria Europea- ILIADE. Ni Lampedusa ni Bruselas, ¡ser europeo! Disponible en https://www.youtube.com/embed/02nLxNzIA9g [Consulta: 25 de septiembre de 2015].

Kraser, M. B. (2014). Recuperación y refuncionalización del patrimonio local en los espacios perdedores de la lógica global en el Partido de Bahía Blanca. Tesis de doctorado en geografía inédita. Universidad Nacional del Sur, Departamento de Geografía y Turismo.

López Palomeque, F. y otros (Comp.). (2000). Geografía de Europa. Barcelona: Ariel.

Santillán Güemes, R. (2008). Las culturas y lo cultural. La promoción de su encuentro. Conaculta. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 1-32.

Shmite, S. y Nin, M. (2015). África al sur del Sahara: conflictos y degradación ambiental en el Sahel. Cuadernos de Geografía. Revista Colombiana de Geografía, vol. 24, N° 2, 205-219.

Van Dijk, T. (2004). Discurso y Dominación. Grandes Conferencias en la Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional del Colombia, 4, 5-28. Recuperado de http://www.discursos.org/oldarticles/Discurso%20y%20dominaci%F3n.pdf

Van Dijk, T. (2005). Ideología y análisis del discurso. Utopía y Praxis Latinoamericana, N° 29, 9-36. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/279/27910292.pdf



Fecha de recepción: 03 de mayo de 2016
Fecha de aprobación: 08 de septiembre de 2016
Fecha de publicación: 22 de diciembre de 2016


Esta obra está bajo licencia
Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Geograficando (ISSN 2346-898X) - www.geograficando.fahce.unlp.edu.ar

Departamento de Geografía
Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación
Universidad Nacional de La Plata
Calle 51 e/ 124 y 125  |  (1925) Ensenada  |  Buenos Aires  |  Argentina
Correo-e geograficando@fahce.unlp.edu.ar

Creative Commons 4.0 Internacional (Atribución-NoComercial-CompartirIgual) a menos que se indique lo contrario

Prosecretaría de Gestión Editorial y Difusión
Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación | Universidad Nacional de La Plata

Calle 51 e/ 124 y 125 | (1925) Ensenada | Buenos Aires | Argentina
Teléfonos: +54 221 4230127/4236673 Interno 1268
Correo-e publicaciones@fahce.unlp.edu.ar

Equipo de desarrollo del portal Revistas de la FaHCE

Hecho con OJS Open Journal system

Propietario: FaHCE. UNLP
Registro Propiedad Intelectual en trámite